Bodegones del recuerdo

24/06/2016
Renedo elaboró con objetos que le prestó un amigo la obra 'Recuerdos del Athletic'. 'PEDRO URRESTI'

El pintor segoviano Ricardo Renedo expone en la Casa Torre una colección de 40 óleos que plasman objetos y escenas relacionados con su niñez y juventud 

Artículo de Sivia Osorio

SANTURTZI. «Me gusta recordar lo que he vivido, recordar el pasado para no olvidarlo. Espero que el público se emocione, que les lleve a su propia historia». Ricardo Renedo consigue captar a la perfección el alma de los objetos a través de una pintura hiperrealista que inunda todos los sentidos y rescata antiguas sensaciones y sentimientos que el espectador tenía ya, a buen seguro, guardados en su más íntima nostalgia. El pintor segoviano recala en la Casa Torre avalado por una dilatada trayectoria que le ha llevado a plasmar con el pincel todo tipo de artilugios y escenas que han formado parte de su vida, sobre todo de su niñez y juventud, las que vivió en la casa familiar de su pueblo natal, Melque de Cercos. El artista es un amante del coleccionismo y atesora en su vivienda un sinfín de objetos que son los protagonistas de su obra, que se expone en la sala marinera hasta el día 30 bajo el nombre de 'Retorno al pasado'. Sus cuadros -pintados al óleo- son bodegones del recuerdo integrados por esos objetos que tienen mucho de emocionado pasado. «Me gusta re-ciclar. En mi estudio tengo un arsenal de cosas. No me gusta tirar nada... Hasta los pinceles los utilizo para integrarlos en las obras», comenta. 
Renedo se inició en la pintura a los 16 años de forma autodidacta. Desde entonces, se dedica a ella en cuerpo y alma. Su obra se podría encuadrar en un realismo figurativo, aunque intenta formar un personalismo renovador y entusiasta. Ha realizado decenas de exposiciones individuales. «Mi estilo es el impresionismo. Soy, quizás, un poco agresivo, sobre todo usando la paleta de colores. Además, todo tiene mucho relieve. Hago obras de albañilería en pequeño», define. Se trata de una pintura que trasciende de lo meramente visual, pues juega con las texturas y las escenas parecen, en ocasiones, sobresalir del cuadro. Renedo sigue las bases de lo que se ha venido a llamar Escuela Realista de Madrid, que tiene su origen en los primeros años de los 60. En Santurtzi, se exponen 40 pinturas. El arte de Renedo sabe combinar con delicada puntualidad esa aproximación al micro-ambiente individual, a la intimidad más exacta, y a una poética actitud llena de memoria. Son delicados homenajes a una atmósfera doméstica y civilizada: la máquina de escribir 'Corona', los zapatos de su hermano cuando era un crío, el libro, el viejo mantel de encaje, unos tarros de farmacia, las viejas gafas del abuelo junto al reloj de oro de su padre... 

Homenaje al Athletic 
Una de las obras que más le ha costado terminar es 'Rastrillo III', en la que se adivina una colección de objetos dispuestos a modo de bodegón, todos ellos en miniatura, lo que explica la dificultad del trabajo. Tuvo que hilar muy fino. «Es el tercero que he hecho. Me llevó más de un año de trabajo. Hay que afinar mucho el pincel», explica. Pero no todos los objetos que protagonizan sus cuadros son suyos. También recopila recuerdos de amigos, como el de uno que es gran aficionado del Athletic y que le ha prestado los artículos rojiblancos que aparecen en la obra 'Recuerdos del Athletic', una de las más especiales de esta muestra. Fotografías de Panizo e Iribar, botas de fútbol antiguas, un balón con costuras, una camiseta, las hojas de roble tan características de Bilbao... Todo ello, sacado de un baúl. Será el de 'los recuerdos'.

AL DETALLE 
► La muestra. Cuarenta obras componen la exposición que aco-ge la Casa Torre hasta el día 30 de junio. 
► Horario. De nueve de la mañana a dos de la tarde y de seis y media a nueve de la noche.

Fuente: Suplemento del diario "El Correo"
Web: elcorreo.com
© Ricardo Renedo 2017, todos los derechos reservados - Política de Cookies