Cuadro del vino Convento de Oreja terminado

09/03/2017

En cada lienzo que pinto, siempre ocurre una historia y esta, aunque parezca inverosímil, se convirtió oportunamente en motivo para uno de mis últimos cuadros. 
Transcurrida una semana después del boceteado con las primeras pinceladas, y dado que las ventanas de mi estudio suelo tenerlas abiertas, pues me gusta sentir el aire que tenemos próximo a la sierra, se coló un pequeño invitado.
Revoloteando por todos los rincones de mi estudio, el abejaruco llegó a posarse finalmente sobre el barril que estaba utilizando para mi futura obra. 
© Ricardo Renedo 2017, todos los derechos reservados - Política de Cookies